miércoles, 27 de noviembre de 2013

Victoria ante Arrano. Orvina campeón.

Dani, completando su magnífico 5/5
Última ronda del Campeonato de Navarro Absoluto por Equipos en su categoría Preferente, disputada, como ya se hizo el año pasado en sede única (Residencia Fuerte del Príncipe), un tanto deslucida por la disputa de tres mesas, en lugar de las cuatro inicialmente previstas, dada la descalificación de Mikel Gurea, apenas unos días antes.
Nosotros afrontábamos nuestra última ronda ante Arrano, que había demostrado ser el equipo menos competitivo de la categoría, por lo que aspirábamos a un buen resultado y resolver, de esta manera nuestra competencia por un puesto con, en principio, Nuevo Casino. Dado que ellos se enfrentaban con Orvina, quienes, a su vez, necesitaban un buen resultado para obtener el título, las perspectivas eran, inicialmente, favorables. Esto se confirmó sobre el tablero, con seis victorias de los nuestros: Dani, Txemi, Javier, Txus, Andrés (este último, a pesar de su gripe)...y ¡Salvador! Las bajas de Aurelio, Mariano y Mikel hacían necesario un refuerzo de los equipos de otras categorias y nos pareció que jugara Salvador era una especie de pequeño homenaje, no sólo por lo que significa (no vamos a descubrirlo ahora), sino porque, en su participación en Primera, se había apuntado un pleno (3/3). Así que Salvador se prestó a hacer su contribución al equipo y jugó un 1.Cf3, a lo Carlsen...que no obtuvo réplica, ya que nuestros adversarios se presentaron con sólo 7 tableros. Así que Salvador ganó con menos esfuerzo que el fenómeno noruego (aunque se le veía un poco contrariado por no poder desplegar su sapiencia sobre el tablero). En medio de todo el jolgorio, los únicos que no pudieron contar su partida con victoria fueron Miguel y Cesar, aunque, en particular el primero, pareció tener sus opciones, y firmaron dos tablas, para una holgada victoria (7-1).
Salvador, cumplida su partida, observa a los campeones
En los dos otros dos encuentros de la jornada, más que contundente victoria de Orvina que se apuntó un 8-0 frente a Nuevo Casino. Estaba claro que los orvinos no querían ningún tipo de especulación sobre su victoria y no dejaron opción al debate. Orvina es un justo y brillante vencedor de esta contienda, sobre la que intentaremos volver en los próximos días para realizar un ligero análisis. DE momento, la clasificación puede consultarse en este enlace de chess-results.
En la tercera mesa, se enfrentaban Santa Ana y Runa para dirimir, al menos en principio, la penúltima plaza, con pronóstico incierto. El caso es que, en una jornada de resultados rotundos, Santa Ana se impuso por un amplio 6,5-1,5. Dentro de este resultado, un tanto inesperado, hay que destacar que el punto y medio de Runa llegó en los dos primeros tableros, con mención especial a la victoria de Eddy Ridruejo en el primer tablero ante Patxi Sesma. ¡Menos mal que Eddy no se prodiga más!
Como no podía ser de otra manera, para celebrar el final del Campeonato, cena en la Peña. Presencia mayoritaria esta vez de los veteranos (A y B), ya que los chavales del C esta vez no nos acompañaron. Se ve que han quedado exhaustos tras tanto examen. Esperamos, por lo menos, que los resultados hayan sido provechosos.
Antes de que se acabara. ¡No quedó nada!

5 comentarios:

Jose Senovilla dijo...

La cena pintaba muy bien, seguro que quedó la bandeja vacía.

Un abrazo

Kaiserlich dijo...

¡Y eso que no estaban los chavales!

Miguel Navarro dijo...

Yo me apunto a una cena si los manjares son como el de la foto! Enhorabuena por las detalladas y divertidas cronicas, y al club por un gran por equipos en global. Ahora necesitamos que alguna mas se anime a contribuir en el blog, sea con entradas o con comentarios. A ver cuando alguien me pone un comentario diciendo que soy un manta (por mi juego por tierras inglesas)!

Santxikorrota dijo...

Decididamente, la fotografía gastronómica no es lo vuestro. On egin!!

Kaiserlich dijo...

¡Claro que no! Lo nuestro es dar cuenta de las viandas. ;-)