Luisda se impone en el Torneo Padre Knörr en Tudela. Diego es el primer clasificado oberenista y primer veterano.
Tablas
en las tres primeras partidas de la Final del Copa del Mundo, entre Aronian y Ding. Mañana, la cuarta, última a ritmo clásico.
En juego, el Torneo de Isla de Man

lunes, 4 de noviembre de 2013

Paso del ecuador haciendo amigos

Roi, al fondo, parece que no quiere ver lo que se le venía encima
Tras nuestra pequeña desventura de la semana pasada contra Orvina, esta semana afrontábamos nuestro último "hors categorie" con la visita de San Juan.  Si la semana anterior sufríamos para poder alinear al equipo, la presente no lo fue menos. Cambiábamos las bajas de Dani y Txemi, por las de Aurelio, Miguel y Txus. Así que, a pesar del generoso esfuerzo de semanal de Mikel y Andrés, nuestro fondo de armario no daba para más y reforzamos el equipo tirando de la cantera. De manera que, en lugar de rescatar a alguien del B, que tenía un duro cruce con el segundo equipo de Mikel Gurea, nos fuimos directamente a por nuestros cachorros del C.
Enfrente, San Juan. Y como ya nos ha sucedido cada vez que nos hemos enfrentado a cada uno de los gallitos, la mejor alineación que han presentado en lo que va de Campeonato. Vamos a tener que concluir que, al menos, tenemos la capacidad de convocar a las fuerzas vivas.
Lo cierto es que, sin llegar a esos casi 200 puntos de desventaja en cada tablero de la semana pasada, de nuevo salíamos con desventaja teórica.
En el primer tablero, Dani se enfrentaba a la casi imposible misión de lidiar con Roi Reinaldo. Planteamiento tranquilo, pero firme, de nuestro primer tablero, que desde una apertura de esas aparentemente inocuas fue apretando y terminó decidiendo de manera espectacular. ¡Este individuo es un crack! Así que conseguimos el punto entero en el tablero donde había más diferencia de Elo, para romper esquemas.
En el segundo, Txemi se las vió con Iñigo Martín. Ventaja de espacio para éste que partía con blancas, pero de las amenzas inciales del blanco se pasó a un posición donde el negro fue activándose paulatinamente. Parecía que Txemi ya estaba ahí, pero cuando yo estaba con lo mío (y bastante tenía), debió de pasarse en el apurado de frenada y el punto cayó del lado piscinero.
Javier y Borja preparando el arsenal. Iván no las tenía todas consigo
En el tercero, Javier y Borja Zamarbide rememoraron esas escenas de alta tensión de películas del lejano oeste. Los dos se miraron con el ceño fruncido, amagaron, lanzaron un par de tiros y, ante la ausencia de sangre, firmaron unas tablas de grandes maestros. Debía de tener razón el bueno de Aaron cuando dijo aquello de que la amenaza es más fuerte que la realización de la amenaza.
En el cuarto, Cesar truncó la buena línea de juego que estaba exhibiendo. En la apertura, a pesar de jugar con negras, se lanzó sobre la posición de Iván Tetimov, pero un exceso de celo, le conderon a uno de esos finales pestosos con debilidades que defender, un terreno en el que Iván se mueve a sus anchas. Así que tras cuatro horas de juego y algún que otro truquito por ambas partes, tuvo que inclinar su rey.
En el quinto, Mariano pareció consolidar una de esas posiciones con expectativas contra el enroque de Carlos Pérez Marchal, que este defendió con tesón, para termianr encontrando una cuestión táctica que le dió el punto.
En el sexto, Mikel entró en complicaciones tácticas en las que Miguel Argaya se mueve con comodidad. Por un momento, pareció que con entrega de material Mikel tendría partida, pero el de San Jauan remató de forma inapeable.
Andrés, en el séptimo, salió dispuesto a resarcirse de su derrota de la semana pasada. Entrega de material por actividad de piezas y, durante algún tiempo, dió la sensación de que las cosas podrían solucionarse por la vía rápida. Pero Javier Pérez Marchal encontró no sólo la manera de resistir, sino de consolidar su ventaja material. Andrés se defendió con tenacidad y finalmente consigió salvar unas meritorias tablas.
Como comentaba más arriba, Marina se inauguró en el primer equipo en un encuentro difícil. Me pongo un poco romántico, cuando recuerdo mi propia experiencia, en parecidas circunstancias, hace ya algún tiempo, todo hay que decirlo. El caso es que a Marina le tocó en suerte Adrián Aldave, un chaval discreto, pero que juega bastante bien. Las blancas apretaron con insistencia y Marina defendió una posición difícil con gran precisión, hasta conseguir liberar la misma. Yo la creí ver incluso con ventaja, pero, dedicado a mis propios asuntos, no tuve la oportunidad de presenciar el desenlace que, desafortunadamente, no fue favorable.
Marina sospechaba que Adrián tenía aviesas intencionaes. Andrés, muy concentrado
En fin, que pese a unos inicios esperanzadores contra Mikel Gurea y Santa Ana, pasamos el ecuador en una situación un tanto incierta. Ya advertía de ello cuando, a la vista del calendario, sugería que podíamos llegar a la segunda parte del Campeonato un tanto maltrechos. Estas últimas dos jornadas han servido para aclarar que el tercer puesto nos queda lejos, pero un final de calendario algo más amable nos deberían de permitir luchar por repetir la cuarta plaza del año pasado. Aunque para conseguirla deberamos de disputar cada partida, como no podría ser de otra manera.
En el resto de la jornada, repaso de Mikel Gurea a Runa (7,5-0,5), un tanto inesperado a la vista de los resultados cosechados por ambas escuadras hasta la fecha y que acerca a los de Burlada a la competencia por el título. 
Amplia victoria de Orvina ante Santa Ana (5,5-2,5), pero insuficiente para mantener la primera plaza de la clasificación. Para finalizar, Nuevo Casino se impuso de manera contundente a Arrano (7-1).
Tras estas cuatro rondas, las posiciones parecen claramente definidas. Como cabría esperar, San Juan, Orvina y Mikel Gurea, lucharán por el título y Arrano, salvo enorme sorpresa, será el equipo que obtenga la plaza de descenso. En tierra de nadie, luchando por la cuarta plaza, en el campeoanto del resto del mundo, Santa Ana, Nuevo Casino, Runa y nosotros. Como decía anteriormente, a pesar de estar clasificados actualmente en un discreto sexto puesto, tanto por el calendario como por calidad teórica, deberíamos de aspirar, como el año pasado, a revalidar ese cuarto puesto. Todo apunta a que depende más de nosotros mismos y de conseguir alinear a nuestros mejores jugadores en las rondas que nos quedan que de cualquier otra cicunstancia.
La lucha por el título se mantiene de lo más interesante. Por cuestiones del azar, los tres aspirantes no se han enfrentado aún entre sí. De manera que las últimas tres rondas serán testigo de los enfretamientos cruzados entre San Juan, Orvina y Mikel Gurea y de cada uno de ellos frente a cuartos en discordia (Santa Ana para San Juan en la quinta ronda; Arrano para Mikel Gurea en la sexta; y Nuevo Casino para Orvina en la séptima). Así que todo muy igualadao y con todo por decidir. Los que hablan de falta de competencia e interés deben de estar refiriéndose a otro torneo. ¡Hagan sus apuestas!
Post-scriptum: Los chicos de Runa nos dan su visión de la ronda en este enlace. Será interesante ver lo que puedan contar los de San Juan en su web. Prometieron no darnos mucha caña en la web aunque sí en las partidas. ¡Lo segundo lo cumplieron bien! ;-)
PS2: ¡Ya están los comentarios de San Juan sobre el encuentro en su web!

2 comentarios:

Gregorio dijo...

"y el punto cayó del lado piscinero" porque Oberena es ...

Kaiserlich dijo...

¡Hombre, Gregorio! No creo que el asunto dé para mucha polémica. "Piscinero", como tal, no está recogido en la RAE. El término se esta haciendo (tristemente) famoso en su acepción futbolística (cosa que en absoluto lo es en este contexto). Utilicé el término "piscinero" porque lo usan ellos en relación a ellos mismos (ver http://adsj-dke.com/index.php/ajedrez-liga-vasca-san-juan-practicamente-sentencia-su-permanencia-en-division-de-honor/ o http://adsj-dke.com/index.php/ajedrez-san-juan-gana-a-runa-5525-y-mantiene-la-segunda-posicion/). Oberena tiene piscina, ya lo sabes, pero, al menos yo, nunca he utilizado esa autodenominación. Creo que el sentido de la frase estaba claro ;-)