Huerga se impone en Nájera, con extraordinarios resultados de los nuestros.
Shirov gana en Utebo, con Huerga, segundo.

lunes, 11 de junio de 2018

Celebración de Fin de Curso/Temporada




Coincidiendo con el Fin de Temporada Oficial de la FNA, pero con el detalle de desplazar la celebración de sábado a domingo, para que no hubiera interferencia con la disputa de los Campeonatos de Navarra Relámpago Individuales y por Equipos, ayer celebramos la ya tradicional Comida de Fin de Curso/Temporada.
Una celebración con mayúsculas, en el que estuvimos presentes, no todos, pero casi.
Algunos tenían sus compromisos familiares y no pudieron estar presentes, pero, aun así y todo, los hubo que se acercaron solo para dejarnos algún postre para la celebración colectiva o, simplemente para saludar. Todo se agradece. 
Pocas bajas sobre los inicialmente previsto y alguna incorporación de última hora, que se agradeció por eso de volver a ver algunas caras, tras tanto tiempo.
No estoy del todo seguro de cuantos estuvimos. Más de 80, seguro. Frisando los noventa.
Mientras, desde media mañana algunos se aferraban a la actividad ajedrecística, con partidas que, ríanse ustedes, del Relámpago oficial de la víspera, otros se afanaban en las cocinas donde ensaladas, paellas, y calderetes concitaban la mayor atención. Hay algunos que, si su actividad ajedrecística es notable, no vean ustedes su acción al frente de los perolos. Ya, de la retahíla de postres, ni hablamos.
Cómo no, antes del yantar, actividad futbolística al aire libre e indoor, con presencia predominante de los más jóvenes, aunque con alguna incursión notable de algún veterano, o casi.
Agradecimiento de los padres a los responsables de la Escuela y adláteres y especial reconocimiento a Joaquín, quien traspasó los aparejos de la Sección, solo para encomendarse a la compleja tarea de intentar enderezar el rumbo federativo del ajedrez navarro. ¡Ahí es nada!
En una temporada en que los resultados deportivos han sido extraordinarios, incluso conseguimos tener un magnífico día para  nuestra celebración, lo que, como nos comentaba algún querido compañero, vista la deriva metereológica, no resulta fácil últimamente.
Un placer ser partícipe, un año más, de esta singular celebración en la que uno se siente tan afortunado de pertenecer a este grupo.

No hay comentarios: