Luisda se impone en el Torneo Padre Knörr en Tudela. Diego es el primer clasificado oberenista y primer veterano.
Tablas
en las tres primeras partidas de la Final del Copa del Mundo, entre Aronian y Ding. Hoy, la cuarta, última a ritmo clásico.
En juego, el Torneo de Isla de Man

miércoles, 9 de noviembre de 2016

División de Honor Rd5: Derrota por la mínima ante San Juan y otros resultados

Los primeros tableros en la "sala de análisis"
El sábado visitábamos San Juan. Ultima parada para calibrar nuestras aspiraciones reales en este Torneo. Los piscineros son los habitantes naturales del subcampeonato, pero hay que recordar que les derrotamos hace dos años en una temporada en la que quedamos a medio punto de ellos en la clasificación final, más que nada por nuestra falta de fé en nosotros mismos. Bueno, éramos conscientes que ellos, sobre el papel eran mejores, pero había que ver que alineación ponían en juego. Lo que nosotros podíamos hacer era intentar alinear a nuestros mejores jugadores disponibles y, luego, por supuesto, aplicarnos en los tableros... y todo eso, con un ojito puesto en Tudela, donde Santa Ana y Orvina cruzaban armas. Los otros encuentros eran menos importantes para nosotros, aunque vitales para determinar el devenir de la segunda mitad de la tabla.
¿Se le está achinando la expresión a Javier? ;-)
Antes de empezar las partidas, mención especial para la magnífica nueva Sala de la que disponen nuestros compañeros. Ya en juego, tres partidas se resolvieron relativamente rápido. En el sexto tablero, una de nuestras bazas sorpresas, Javier se enfrentaba a Iker Irañeta. Nuestro capi en el exilio jugó lo de siempre, pero no le recordaba yo tan ejecutivo. Se ve que los aires del gigante asiático le sientan bien. Victoria express, de esas que se agradecen en estas jornadas de tanta faena. En el séptimo, Pedro (Viñal) sufre de salida contra Borja Zamarbide, pero aguanta el tirón y ofrece tablas, que son aceptadas, cuando ve pasada la marejada. En el primero, un duelo de altura: Aurelio se las ve con Roi y, con negras, claro. Mal negocio. Al IM le da por ponerse creativo (lo dice él) y se juega una Larsen. Aurelio entregó enseguida un peón por iniciativa, pero tras la consabida neutralización, Roi hizo valer esta ventaja material en el final. Así que empate a 1,5, tras el primer embate. Y, ¿el resto?
No sé si el flequillo de Lizuain no despistó a Mariano
Pues la cosa pintaba complicada, sensu stricto: las partidas de Jesús contra Luisda y de Txemi contra Bayo eran complejas. Miguel parecía estar mejor contra Sánchez Carayol, tras haberse zampado un peón y no parecer existir compensación por el mismo (aunque la partida distaba de estar decidida y, en algún momento, Miguel debía de tener 4 minutos por un porrón de su rival). Pero Pedro (Unanua) y Mariano parecían estar algo peor ante sus respectivos rivales (López Orois y Lizuain). Vaya, que la cosa, vista de manera optimista, podría deparar casi cualquier resultado bien mediada la tarde, pero con tendencia negativa. La cosa se complicó cuando Mariano arriesgó, tal vez en exceso, en busca de complicaciones y el joven Lizuain mostró una tranquilidad y experiencia poco habituales para su edad y se impuso. Poco después caían Jesús y Txemi en los primeros tableros, ante el juego brillante, todo hay que decirlo de sus también jóvenes (aunque no tanto) rivales. De lo que tuve tiempo a ver, ambos hilaron muy fino. Así que nuestros rivales se aseguraban ya la victoria en el encuentro a falta de dos partidas. Pero esto de jugar a 8 tableros da para mucho y mientras Miguel seguía consolidando su ventaja, Pedro hizo eso que los jugadores de francesa saben hacer con tanto estilo: sufrir, sufrir, sufrir...y aprovechar el más mínimo resquicio, y lo que se antojaba como una posición complicada, se tornó rápidamente en una posición más que esperanzadora, que remató pocas jugadas después.
Luisda y Jesús
El postrer triunfo de Miguel nos llevaba a un derrota mínima. Sabor agridulce, porque dado el equipo que habíamos conseguido alinear (creo que uno de los más fuertes de las últimas temporadas), durante la semana, aspirábamos a más; pero vista la suya, hay que concluir que el resultado fue bueno, aunque incierto de cara a conseguir algo más que el cuarto puesto.
San Juan vio el encuentro así en su web.
Pedro, resistiendo
Mientras tanto, en el otro encuentro relevante para las primeras plazas, Orvina se imponía por 3 - 5 en Tudela a Santa Ana (crónica del encuentro, en este enlace). El resultado tiene varias lecturas. Salvo sorpresa mayúscula, Orvina será, de nuevo, campeón. No lo es matemáticamente aún, pero, en las dos rondas restantes, se enfrenta a equipos de la segunda mitad de la tabla. Los orvinos no suelen hacer prisioneros cuando huelen la victoria y, por otra parte, San Juan y Santa Ana se enfrentan en la última ronda, con lo que habrá un cierto reparto de puntos. La otra es que la armada tudelana ha conseguido el mejor resultado de la temporada ante Orvina: tanto San Juan, como nosotros perdimos por medio punto más; lo que habla a las claras de su fortaleza y de que plantarán cara a los piscineros por el subcampeonato. Nosotros parecemos tener el cuarto puesto asegurado y seguiremos luchando por obtener la mejor clasificación posible.
Resultados contrapuestos
Los otros dos encuentros también eran muy interesantes. Mientras Paz de Ziganda se impuso por la mínima a Runa, de nuevo con unos primeros cuatro tableros enrachados, mientras que Mikel Gurea lo hizo por  3 - 5 a Arrano, con una alineación plagada de juventud. Pero Arrano no solo conseguía los tres puntos, sino uno más, al revertirse la sanción originalmente impuesta por el cruce de los dos primeros tableros en su encuentro ante Orvina (Post Scriptum: información actualizada a día de hoy en la web de la FNA). Aunque Arrano sigue ocupando la última posición y, objetivamente, parece el máximo candidato al descenso, las dos últimas rondas parecen un tanto dramáticas para hasta 4 equipos. A Paz de Ziganda y a Mikel Gurea (ambos con 15, 5), les esperan Santa Ana y Orvina (PdZ) y Orvina y nosotros (MG). Runa y Arrano, también tienen una penúltima ronda complicada, ante equipos de la primera miad de la tabla (San Juan y nosotros, respectivamente), para enfrentarse en una última ronda, que parece más que determinante.
En resumen, una Rd5 más que interesante, con los resultados más cortos en su conjunto que recuerdo (6 puntos entre equipos vencedores y perdedores) que sirven de magnífico aperitivo para dos rondas decisivas.

No hay comentarios: