martes, 20 de octubre de 2015

División de Honor Rd2: Severa derrota ante San Juan

Segunda ronda del Navarro por Equipos en División de Honor ante San Juan, uno de los dos máximos favoritos para el triunfo final (junto con Orvina). Los sanjuandarras habían presentado un equipo plagado de bajas en la primera ronda, aunque estábamos convencidos de que, a nosotros, no nos lo iban a poner tan fácil. En cualquier caso, recordábamos nuestra victoria del año pasado, lo que nos daba un cierto punto de ilusión, a pesar de que afrontábamos el encuentro con par de sensibles bajas: Dani y Pedro (éste último, haciendo de las suyas en Altea). Así que cierto suspense ante quiénes iban a alinear ellos. La cosa se resolvió con la aparición de unos cuantos sospechosos habituales y de alguna cara desconocida: a pesar de no venir con todo, el equipo era duro de verdad: Roi, Luisda, Bayo, Sánchez Carayol (la sorpresa), Iker Irañeta, Javi Pérez, Borja y Mikel Beaumont. Salvo este último, todos por encima de 2000. Del segundo tablero al quinto (ambos incluidos) todas son incorporaciones de los últimos dos años. Y, para hacerse una idea comparativa con respecto al año pasado, Borja jugó entonces de cuarto y este año de séptimo...y nosotros sin Dani y Pedro...Hasta aquí las consideraciones, luego se trataba de jugar, claro.
Aurelio se las veía con Roi. Partida muy en el estilo de Aurelio, pero, en algún momento, Roi consigue un peón. La cosa apunta a tablas, pero el piscinero no tiene el Elo que tiene por casualidad y aprieta de lo lindo. Aurelio tiene torre y caballo, frente a torre y alfil de Roi, pero casi todos los peones en su color. Parece el típico ejercicio de reparto de tareas defensivas, pero al cambiarse las torres, el caballo y el rey no pueden llegar a ambos flancos: lo que parecía tablas se transforma en victoria para Roi cuando ya han empezado a apuntar en la segunda planilla.
Txemi salió bien de la catalana de Luisda. Cuando la posición parecía cómoda, si no ventajosa para el nuestro, Txemi se vio tan bien que decidió atacar la dama de su contrario, pero con el rey aún en el centro, lo que le dio opciones al de San Juan (un enroque a tiempo hubiera sido no una victoria, pero sí un buen camino hacia ella). Es posible que Txemi aún tuviera defensa durante bastante tiempo, pero lidiando ya con una posición inferior.
Miguel Muñoz no pudo esta vez aportar su cuasiseguro punto ante el joven Bayo. La partida, que no pude seguir con mucho detalle, pareció una Siciliana cerrada o un Ataque Indio de Rey, en la que la posición del nuestro parecía bastante sólida. Sin embargo, el piscinero apretó sobre el peón de dama aislado de Miguel, que terminó sucumbiendo y, con ello, en gran medida, la partida.
Para completar la debacle en la mitad de arriba, Javier se dejó fruta cuando, tras ir apretando durante toda la partida, había conseguido una cierta ventaja, pero el nuevo fichaje de los de San Juan, no parece ser de los que pasen por alto los regalos.
Afortunadmente, la segunda mitad del encuentro se nos dió algo mejor. Cesar se enfrentaba al campeón navarro, Iker Irañeta. El blanco parecía conocer mejor la apertura, a pesar de lo cual se llegó a una posición bastante igualada. Cesar intenta complicar con alguna floritura que se reveló más aparente que real. A pesar de conseguir la pareja de alfiles, no consiguió evitar que el negro obtuviera un punto fuerte para su caballo y, tras el cambio de damas, se firman las tablas.
Otras tablas, las primeras cronológicamente, se firmaron entre Javier Pérez y Mariano. El de San Juan planteó la Apertura del Centro que con tanto éxito vienen practicando los piscineros. Sin poder entrar en detalle, pareció quedar mejor, pero Mariano consigue, aparentemente, igualar con una filigrana y Javier ofrece tablas, que son aceptadas. El post-mortem demostraría que si hubiera moviola, Mariano se hubiera visto en algún apuro. Todo es mas fácil cuando la partida ya ha terminado.
Mikel juega contra Borja una especie de Holandesa y se embarca en una batalla de enroques opuestos, con retroceso del rey hacia el centro: una estrategia un tanto extraña que Borja aprovecha para conseguir la iniciativa; eso sí, a costa de un considerable apuro de tiempo (un minuto desde la jugada 25). De manera que, tras parecer haber conseguido abrir el fortín de Mikel, comete un par de imprecisiones en el fragor del ataque que le cuestan la partida.
El último tablero contempló el único enfrentamiento en el que parecíamos partir con ventaja (en el resto partíamos con más de cien punto de desventaja de media), aunque esto sólo ocurrió en teoría: en el tablero Mikel Beaumont tomó considerable ventaja sobre Angel, quien sólo pudo presentar como credencial un más que sólido caballo, quien él sólo, con la inestimable ayuda de Angel, claro, se bastó para sostener la posición negra y llegado el final, con indudable desventaja, seguir truqueando hasta conseguir el empate.
En resumidas cuentas, una severa derrota (2,5-5,5) ante San Juan que nos alejan de nuestras expectativas del año pasado, pero no cabía esperar otra cosa a la vista del desequilibrio de ambas escuadras.
En el resto de la jornada, Orvina (con una alineación que infunde mucho respeto) pasó por encima de Mikel Gurea (7,5-0,5). Arrano opuso una cierta resistencia (2,5-5,5) ante Santa Ana (que no llega a presentar su octeto de lujo, algo que supongo que nos tienen reservado a nosotros) y encuentro igualado entre Paz de Ziganda (que presentó varias bajas) y Runa (no comento sobre su alineación porque siempre parece un tanto aleatoria), que se resolvió por la mínima a favor de los de Atarrabia.
Tras sólo dos jornadas, los dos principales favoritos San Juan y Orvina se despegan netamente del resto de los equipos y se jugarán gran parte de sus expectativas la próxima ronda en la que se enfrentan entre ellos. Nosotros también viviremos nuestro particular derby al viajar a Tudela para enfrentarnos a Santa Ana, lo que también parece decisivo para nuestras aspiraciones sobre el tercer puesto.
Los resultados por mesas en el siguiente enlace.
Post-scriptum: La visión de nuestro encuentro desde la perspectiva de San Juan, en este enlace.Y la crónica de Orvina, en este otro.

2 comentarios:

Roi Reinaldo dijo...

Pero a las cañas de después ganó Oberena por goleada! ;)

Ánimo para las próximas.

Roi

Kaiserlich dijo...

No sería para tanto, ¿no? Nosotros tenemos buenos especialistas, pero vosotros tampoco lo hacéis mal a esto. Del ajedrez ni hablamos :-DD