Roi Reinaldo se hace con el IX Torneo Internacional Vitoria-Gasteiz

jueves, 29 de octubre de 2015

Derrotas en Primera, victorias en Segunda

La Rd3 del por Equipos deparó resultados relativamente contrapuestos en Primera y Segunda.
En Primera, los dos equipos se enfrentaban a una jornada complicada: el B, en casa, al segundo equipo de Santa Ana, mientras que el C rendía visita a San Juan, otro gallito,  del que, al descansar en la Rd1, resultaba difícil calibrar sus pretensiones reales.
En el enfrentamiento entre Bs, los de Tudela se llevaron la mejor parte. Muchas tablas por arriba (Andrés, Santi y Miguel), si bien Emilio no se pudo sumar a la fiesta. Lo peor es que cosechamos dos derrotas por abajo en tableros en los que, a priori, podría parecer que partíamos con ventaja. De esta manera, Santa Ana B se apuntó por un bastante contundente 4,5-1,5 y se afianza en la primera posición de la clasificación provisional.
Tampoco es que le fueran mucho mejor las cosas a nuestros juveniles. Tras una primera jornada en que el equipo no pudo alinear los primeros tableros, por estar estos disputando el Torneo de Alfaro, y descansar en la segunda ronda (cosas de ser siete equipos), la alineación de esta jornada era casi la mejor posible. Así que animados. Pero en San Juan no debían de estar decididos a dejarnos las cosas fáciles, ya que, desde tierras galaicas, incorporaron a su elusivo primer tablero, de paso a sus otros menesteres como Arbitro Principal del Campeonato Iberoamericano (hay gente a la que le da pa-tó).
El caso es que Reinaldo Sr. consiguió llevarse el gato al agua en su enfrentamiento con Irati en una posición en la que pareció que las tablas eran el resultado más probable, pero la experiencia es un grado. La mejor noticia de la jornada vino del segundo tablero, en el que Marina se dejaba ver después de algún tiempo  y supo cristalizar con precisión la ventaja de calidad y un peón pasado alejado en su partida con Diego Blanco. No puedo decir mucho de la partida de Asier, que se estrenaba con nuestros colores en una competición por equipos (individualmente, ya lo había hecho en Alfaro (¡qué coincidencias!), pero no es lo mismo), ya que cuando llegué intentaba defender una posición desesperada con dos peones de menos en un final de torres, contra Javier Lizuain. Lo intentó de todas las maneras posibles, pero creo que el remedio había quedado unas cuantas jugadas atrás. Algo parecido se puede decir de la partida de Alex ante Dani Lizarraga: final desesperado, también con dos peones de menos (debió de ser el espíritu del día), en este caso en un final de piezas menores. En este caso, llegar a un final inferior se debió a un exceso de ambición, al intentar ganar algo que no se podía: a veces, hay que ser práctico y aceptar que no se puede ganar, y que medio punto es infinitamente mejor que nada.
En los dos últimos tableros, dos tablitas un tanto discordes. Mientras que Fermín aceptó, sin prisa, pero sin pausa, una oferta de tablas de Jesús Uriz, al igualarse una posición en la que había estado inferior, Martín se jugó un final un tanto esquizoide: torre y muchos peones frente a pareja de alfiles y algún peoncillo. Inicialmente, el final parecía franco, aunque no sencillo, para nuestros colores, pero al no movilizar de manera inmediata la mayoría de peones en el flanco de dama, los hambrientos alfiles de Miguel Adrián se fueron merendando los peones de Martín. Por momentos, la partida pareció decantarse a favor de los piscineros, pero Martín consiguió salvar medio punto para el 4-2 final. Menos es nada. Nuestros contendeintes lo han visto así.
Nuestros equipos de Segunda se apuntaron un pleno de victorias, algo que no resulta sencillo, en absoluto. Un D, con muchas ausencias, se impuso por 0 - 4 a Gazte Berriak, quienes, hasta el momento, habían tenido un comportamiento excelente. En este caso, los autores del invento fueron Aimer (quien venía de firmar una actuación excepcional por la mañana), Iago, Juan y Niobe. Una clara demostración de que el orden de fuerzas es muy largo y soporta bien las rotaciones.
El F tenía un buen test frente a Anasaps, una de las novedades de la categoría, que presenta un par de tableros fuertes para la categoría. Los nuestros aguantaron por arriba (Dani y Unai), para vencer en los últimos tableros (Pablo y Spas), para firmar una victoria por la mínima. Mención especial para Spas, poco habituado aún a estos ritmos lentos, pero que ya se ve cómo las gasta.
El E afrontaba un desplazamiento a Mikel Gurea que dilucidó con solvencia. Victorias de Jorge, Lucía y José Antonio, con la única derrota de  Fermín, quien derrocha afición, pero quien todavía anda un poco falto de rodaje en partida lentas. Todo se andará.

No hay comentarios: