Roi Reinaldo se hace con el IX Torneo Internacional Vitoria-Gasteiz

martes, 18 de octubre de 2016

División de Honor Rd2: Sorpresas a varios niveles

Tras la derrota de la Rd1 ante Orvina, la Rd2 nos ofrecía un duelo ante Runa. En teoría un enfrentamiento asequible, lo que no es sinónimo de fácil. Los runeros tienen un equipo muy compacto, con muchos jugadores con oficio (e ilusión) y, para desesperación de sus adversarios (y supongo que también para su capitán) sus alineaciones son poco previsibles. Así que los encuentros contra ellos son siempre una sorpresa.

Aunque para sorpresa la de nuestra alineación, sobre todo por la inclusión de Javier. Comentaba apenas hace seis días: "ya sería gracioso que Javier se viniera a darnos unas nociones de mandarín (o, ¿será cantonés lo que está aprendiendo?)". Algún runero se quedaría pensando si no había sido una estrategia predeterminada. Nada más lejos de la realidad. Creo que tiene más que ver con mis escasas dotes de druida. Aunque, tengo que confesar que, al menos en esta ocasión, predecir el futuro era francamente improbable. Pues acabadas las sorpresas, los saludos y demás, al tajo, en un local abarrotado, sobre todo por jovencitos (bueno, algunos no tanto), pero es que, además del A, jugaban el C, de Primera, contra San Juan y los tres equipos de Segunda. Menos mal que dos de los equipos jugaban entre ellos. Pero ya iremos relatando esos encuentros en los próximos días.
Cuando los relojes ya están en marcha, las partidas comienzan sin demasiados sobresaltos, bueno alguno hay, pero tampoco es cuestión de entrar en demasiados detalles. Sobre todo, varios de los nuestros jugando sus aperturas/defensas favoritas, lo que siempre es preludio de una tendencia favorable.
A media tarde, las posiciones tienen buena pinta, con varias de ellas bastante favorables.  Jesús, en el primero, está cómodo, aunque Lisarri hace lo posible para que no se consolide. Txemi tiene una torre que excursiona en la posición de Barri, con, al parecer, bastante fortuna. Miguel también está bien y Javier más que cómodo. Cesar ha sorteado una preparacioncita de Sos, Txus jugando una de sus armas favoritas, Mariano con bastante espacio y Mikel colectando material. Se ve que el resultado apunta a favorable, pero hasta que no se acaban las partidas...
Enseguida, Javier convierte su ventaja. Desafortunadamente, Cesar se lía y permite que Sos ejecute un sacrificio que le supone el punto. El resto de las partidas comienzan a atravesar su particular travesía del desierto, salvo la de Mariano, que se también se resuelve favorablemente y la de Txus, en la que si bien hay que remar, no hay muchas dudas en cuanto a su resultado final.
Pero, las otras tienen sus alternativas. Jesús pierde un peón y la cosa se complica. Txemi parece estar mejor aún, pero hay alguna duda. Miguel sigue mejor, pero su tiempo empieza a declinar con cierta rapidez. Y Mikel sigue acumulando ventaja material, pero sus casillas blancas quedan en situación un poco sospechosa. Jesús revierte la situación y entra en un final ventajoso, aunque con la duda de si se podrá convertir en victoria. La partida de Txemi entra en cierto lío y Miguel entra en serios apuros de reloj, con su rival intentando igualarle (en el reloj). En la partida de Mikel, y tras pasar por una posición en la que pudo ganar material (yo no lo vi, pero eso me contaron), tanto va el cántaro a la fuente, que entra en un final inferior y que termina perdiendo ante un rival que juega bastante más de  lo que dice su Elo.
Cuando termina la partida (en el octavo), la atención se desplaza hacia los 3 primeros tableros que son los que siguen vivos. Así que, al haber pasado algunas jugadas,  algunas posiciones han cambiado un tanto. La más curiosa, la de Txemi, quien tiene torre y alfil de menos, pero que inevitablemente corona: la posición final y las jugadas anteriores merecen que volvamos sobre ellas en algún momento.
Jesús maniobra y maniobra para intentar imponerse en un final con mínima ventaja material, pero Lisarri se defiende con precisión y obtiene unas tablas. Así que sólo queda la de Miguel que vive un dramatismo extremo con ambos jugadores moviéndose en los segundos (pocos segundos). Al final, Miguel se impone por caída de bandera cuando parece que ya había obtenido ventaja decisiva...pero qué estrés!
Al final, victoria por 5,5-2,5, quizás algo menos de lo esperable (el año pasado fue 6-2), pero visto el desarrollo de las partidas, el resultado podría haber sido más amplio o más corto. Mucha incertidumbre.
En el resto de los encuentros, el más atractivo era, sin duda, el que enfrentaba a Orvina y San Juan: casi el título en juego. Un enfrentamiento que quedó un tanto descafeinado (no es por quitar méritos), por la ausencia de Roi en San Juan. No sólo por hurtarnos el enfrentamiento entre él y Unai, sino porque ya sabemos lo que supone desplazar posiciones en el orden de fuerzas (y más si es desde el primer tablero). A mayor abundancia, Orvina reforzó su alineación de la Rd1 ante nosotros, con la presencia de Mikel Ortega (quien también fue víctima del virus Valladolid, ¿qué les darán allí?) y Thomas Ducret, inscrito con posterioridad al comienzo del Torneo. En resumen, victoria para los orvinos por 5,5-2,5, a quienes sólo la emergente efervescencia Santa Ana parece separar del título.
La perspectiva del encuentro desde la óptica de los vencedores la tenemos en la siguiente  crónica, bastante técnica, a cargo de Unai Garbisu. Por otra parte, también tenemos crónica, aunque un tanto surrealista, desde  San Juan: se ve que la pluma del maestro Blas Zeta gana adeptos.
Está claro que este Navarro por Equipos es menos previsible de lo que podría parecer. Sorpresa en el encuentro entre Arrano y Paz de Ziganda, al imponerse los primeros por la mínima, tras ganar los cuatro últimos tableros. El año pasado Arrano apenas puntuó, mientras que Paz de Ziganda eliminó todas nuestras esperanzas al derrotarnos en la penúltima ronda. El resultado tiene su importancia porque anima la lucha en los últimos puestos. No hay que olvidar que este año, sí hay descenso y esto le añadirá un punto de dramatismo a bastantes encuentros.

Finalmente, Santa Ana se impuso por un contundente 6-2 a Mikel Gurea, lo que aúpa a los tudelanos al primer puesto de la clasificación. Su siguiente piedra de toque seremos nosotros, así que....

No hay comentarios: