Dubov iguala la contienda con Nakamura en la segunda jornada final del Lindores Abbey.

domingo, 1 de abril de 2018

Lelys Martínez se impone en el Open de Donosti. Colosal actuación de nuestros txikis

Ayer finalizó la XLI Edición del Open de San Sebastián, con la victoria del cubano Lelys Martínez, quien, en la última ronda hizo tablas con Gabriel del Río, y fue alcanzado en la puntuación (7,5) por el alemán Christof Sielecki, quien se impuso a Fabián Peña, pero el cubano fue campeón por mejor ¡tercer desempate! Por poco. El tercer puesto del cajón fue para Jesús Iruzubieta quien comandó un grupo de 4 jugadores que finalizaron con 4 puntos.
Nosotros presentábamos 4 jugadores en el evento. El mejor preclasificado era Pedro, quien partía del puesto 27 y, como breve resumen de su actuación, y como él diría que diría yo 😂, terminó en sus puntos.  Pero la puntuación final no lo dice todo. Además de jugarse un Social (tuvo que enfrentarse a Javier y a Martín), obtuvo unas valiosas tablas frente a Fabián Peña (primer tablero del Danubio en Liga Vasca) y sólo perdió frente a Gabriel del Río (undécimo del ranking español).
Si la de Pedro fue una actuación más que correcta, ¿qué decir de nuestros txikis, Javier y Martín? Como en el caso de Pedro, tuvieron varias partidas retransmitidas, lo que nos permitió disfrutar (y sufrir) intensamente. Javier se impuso a un dos mil ciento y pico. Y tuvo dos partidas durísimas ante jugadores de más de 2200. En el caso de la partida con Alain Prieto se quedó al borde de las tablas y la partida frente a Fabián Peña fue un lío espectacular donde tuvo más que alternativas. Llegó a la última ronda en posiciones punteras, pero allí se encontró con Pablo Urriza. Mal adversario. Más allá de las impresiones subjetivas, se apunta +46 (su Elo virtual está ya en 1976!) y su performance estuvo por encima de los 2000 (2021).
Si la actuación de Javier fue magnífica, ¿qué decir de la de Martín? Martín empezó el Torneo por debajo del corte y quedó emparejado con Elvis Hernández en la primera ronda, así que pocas chances. A partir de ahí dos victorias ante 1600s, para obtener una victoria y unas tablas frente a 2100s. En la Rd7 estuvo en un tris de vencer a un dos mil ciento y pico y cerró el Torneo con dos tablas frente a jugadores de Elo bastante superior a él. Magnífica actuación que le reporta +90 y le sitúa virtualmente en 1892 (!). Su performance también ha estado por encima de los 2000 (2035). 
Miguel se tomó el Torneo de manera más tranquila, con varios byes iniciales, y finalizó un poco por debajo de las expectativas iniciales.
El resto de la representación foral estuvo compuesta por 4 orvinos: Pablo Urriza y Javier Cinza tuvieron dos buenas actuaciones y finalizaron en decimoquinta y decimocuarta posición, respectivamente. Cinza, además, obtuvo el premio al mejor jugador <2100. Esteban Garraza finalizó con 5 puntos, por encima de las proyecciones iniciales, mientras que Adolfo, con 3 puntos, obtuvo alguna victoria de mérito.
Hubo algún homenaje entrañable, pero intentaré tratar sobre ello en otra entrada, aunque con la densidad de información que tenemos últimamente, no va a ser fácil.
Las partidas retransmitidas se pueden encontrar en este enlace y la clasificación final, en este otro.

En  otro orden de cosas, ayer comenzó el GRENKE Chess Classic. Caruana y Carlsen, en un aperitivo del Mundial, firmaron las tablas, a pesar de que el noruego tuvo sólidas chances de victoria. La única partida con resultado significativo fue la de Vitiugov, con una extraordinaria victoria. Para una análisis mucho más riguroso de la Rd1 del Torneo, podéis consultar este enlace (en inglés). En La Roda, Mikel Ortega obtuvo tablas, con negras, ante el GM Roberto Cifuentes.

No hay comentarios: