Luisda se impone en el Torneo Padre Knörr en Tudela. Diego es el primer clasificado oberenista y primer veterano.
Tablas
en las dos primeras partidas de la Final del Copa del Mundo, entre Aronian y Ding
En juego, el Torneo de Isla de Man

sábado, 15 de abril de 2017

El extraño caso del Elo desaparecido

El pasado 1 de Febrero, anunciábamos "la entrada de Laura con un nada despreciable rating de 1186. Laura ya llevaba varios Torneos avisando y ya está aquí." Y, tras un mes de Marzo en el que no hubo variaciones, debido a que no se habían disputado Torneos que se hubieran evaluado, como comentábamos, aquí; al inscribir el equipo para los JDN, pequeña sorpresa...el Elo de Laura era de 1078. Nada grave desde la perspectiva de la confección del equipo, ya que le situaba en la misma posición del orden de fuerzas y que, a la postre, sirvió para que el equipo obtuviera el Campeonato, pero caras de extrañeza...¿no tenía como 100 puntos más? Expresiones de asombro, encogimiento de hombros y poco más.
Algunas consultas ante la autoridad competente...infructuosas, por cierto (o sea, la callada por respuesta) y...¡eso es todo amigos!
Lo más sorprendente es que si consultamos el perfil Fide de la jugadora, uno podría llegar a pensar que esto es tan cierto como los contactos alienígenas de nuestro aún presidente de la FIDE:
Aquí no hay rastro de ningún 1186.
Si no fuera porque, en las listas que publicamos del Elo Fide de nuestros jugadores y del NavarrElómetro y que se generan automáticamenete desde rankings.fide.com, Laura aparece claramente con ese Elo en la lista de Febrero, no habría rastro:
Laura disputó todas sus partidas en "ámbito" Feda, así que ahí debería de quedar algún registro. Y, a pesar de que no solemos publicar ya las listas Feda, sí las solemos comprobar de manera rutinaria, y lo cierto es que habíamos notado una cierta discrepancia en ambos ratings: cuando Laura salió a las listas Fide con 1186, lo hizo en las Feda con 1083:

Una considerable diferencia. Y una cifra que se aproxima bastante más a la "nueva" de la Fide de 1078.
Lo cierto es que 1186 resulta ser exactamente la performance de Laura en el Torneo que le permitió salir a las listas: el Torneo de Navidad
Pero Laura ya había jugado antes torneos en los que había conseguido resultados positivos. De hecho, en las listas de Enero, aparecía en dos Torneos evaluados:
En el primero obtuvo 1 punto de 1 (frente a jugadores con Elo), con una Rp de 1108, pero no llega al mínimo de 3 partidas, para consolidar un bloque. Mientras que, en el segundo, no obtiene ningún punto y la Rp es de 423, por debajo de 1000 y no debería de contar...
¿Pero qué ha pasado? Pues que, obviamente, tras haber publicado inicialmente un Elo de 1186, basado únicamente en los resultados publicados en Febrero. La Fide recalculó su rating, considerando sus resultados publicados en Enero, como un único cómputo. ¿Se debería de hacer así? No lo sé. Ni mis conocimientos técnicos, ni la lectura del Handbook me dejan la situación suficientemente clara.
Lo cierto es que la Feda ya había aplicado este criterio, porque, si os fijáis en la tercera ilustración, lo que queda claro es que la Feda obtuvo el rating, tras el cómputo de 10 partidas, que, ciertamente, corresponden al conjunto de partidas evaluadas por la Fide en Enero y Febrero.
La aplicación de ese criterio parece claro si observamos la evaluación que ha permitido a Adriana salir en las listas (una pena que no guardara un captura de pantalla de la situación homóloga de Laura):
En este resumen, previo a su salida a las listas, se ve el criterio que se ha adoptado, que incluye Torneos en los que la Rp no ha llegado a 1000, incluyendo el primer Torneo que se contabiliza (aunque aquí, al menos, hay un bloque mínimo de 4 partidas).
En fin, un poco de lío. yo creo que la Fide, a base de bajar los requerimientos para salir a las listas (no olvidemos que las fichas de los jugadores con Elo cuestan más que las fichas de los jugadores sin Elo), se ha hecho un  poco de lío y ya no tiene claro qué es lo que realmente cuenta, cómo se contabiliza y demás.
En realidad, lo que me pone los pelos de punta, es que no hay ningún registro oficial de que Laura, en algún momento, haya tenido esos 1186. Imaginaos, por un momento, que os levantáis un día y vuestra cuenta correinte no tiene saldo: "oiga, yo le juro que ayer tenía...". Los viejos tiempos, de los balances en papel, parecían conferir una cierta seguridad (aunque, en realidad, no era así), pero esto...
Ah, no querría olvidar que lo mejor de todo es que la joven protagonista de esta historia, probablemente, ajena a todo esto, jugó una excelente Fase Previa del Individual y se apuntó 51 de los 108 que la Fide le ha sublimado. Si hubiera comenzado el Torneo con más Elo Fide, hubieran sido menos. De manera que la compensación, la K40 y esas ganas de jugar harán que, antes que más tarde, este episodio no sea más que una entrada en el maremagnum de la blogosfera. Al fin y al cabo, lo que nos gusta es jugar.

3 comentarios:

Aritz Idiazabal dijo...

Aprovechando la duda he desempolvado un poco los manuales para no meter la pata de lo que ya creía y antes de nada voy a comentar un par de cosas:
La primera que según he comprobado no hay modificaciones en este respecto el 1 de Julio, aunque podría estar equivocado.
La segunda que tal y como comentas no está del todo especificado como años atrás.Pero el proceso para calcular el elo de los jugadores no evaluados es el siguiente:
Si el primer torneo jugado se ha obtenido 0 puntos esas partidas serán descartadas.
Una vez obtenido algún punto se contabilizarán las partidas de forma independiente, ya no existen bloques de (3) partidas, y cuando has juntado 5 partidas contra gente rateada desde el primer torneo que puntuaste en menos de 26 meses te calculan tu elo utilizando todas esas partidas como si de un solo torneo se tratase.

Espero haber podido arrojar algo de luz

Kaiserlich dijo...

Muchas gracias, Aritz. Arroja, efectivamente un poco de luz sobre este tema...aunque persiste esa extraña sensación de que se haya operado un cambio, sin que quede rastro del mismo.

Anónimo dijo...

Qué fuerte...