Luisda se impone en el Torneo Padre Knörr en Tudela. Diego es el primer clasificado oberenista y primer veterano.
Tablas
en las dos primeras partidas de la Final del Copa del Mundo, entre Aronian y Ding
En juego, el Torneo de Isla de Man

sábado, 28 de mayo de 2016

Patrona del Ajedrez

Leía el otro día en un Whastapp una pregunta: ¿Qué si ya se aplicaba eso de introducir el ajedrez en la educación o aún quedaba mucho por hacer para que esto ocurra en nuestras escuelas? Las repuestas fueron claras, aún hay mucho camino que andar para que el ajedrez sea algo esencial en la educación de los más jóvenes.

Todo esto me hizo recordar que la historia siempre se repite y que si nos remontamos al reinado de Felipe II del que ya aquí hemos tratado sobre el Primer Torneo Internacional de Grandes Maestros del Ajedrez, resulta que todos aquellos vástagos nacidos desde las clases medias a las más altas eran educados en el aprendizaje del ajedrez como una asignatura más en su formación.

Bien cierto puede ser que en un reinado tan belicoso como el de Felipe II el arte del ajedrez era fundamental para aquellos futuros militares, más aún la sobriedad y entereza que se adquiere con el aprendizaje será la que de resultados victoriosos en situaciones inverosímiles, cosas de la guerra, cosas del juego.

Tirando de recuerdos me vino a la cabeza Santa Teresa de Jesús de la que también hemos hablado aquí con su Vanidad y Espiritualidad  y recordando su obra Camino de perfección en la que aparecen menciones al ajedrez muy interesantes fueron quizá la motivación para una junta rectora de la Federación Española de Ajedrez del año 1941 en la que un día 2 de febrero proponían a Santa Teresa de Jesus como patrona oficial del ajedrez.


Como todos los trámites que se han de seguir en la vida cotidiana son muy lentos, desde estas líneas podemos confirmar que en el ajedrez aún lo son más y la FEDA  consiguió que el 14 de octubre de 1944 el arzobispado diese ese nombramiento a Santa Teresa de Jesús.

Y como un servidor suele ser especialista en eso de tirar del hilo más que de la manta resulta que por Whastapp también algunos amigos echaban de menos a muchos jugadores de sub 14 en las competiciones del Circuito Escolar navarro ya que los Clubs sí que han entendido que esta categoría se merece toda la atención que este año decidió alguien que fuera de Barbecho para ellos y así si antes eran pocos seguramente después sean menos. 

Qué pena que este hilo de mis pensamientos me lleve a pensar en la Patrona del Ajedrez Santa Teresa de Jesús para ver si ciertas vanidades son solucionadas con la nueva sangre de la FNA, algo que con suerte y quizá cierta celeridad pudieran ser tangibles ya que como decía al comienzo unos se preocupan de la introducción del ajedrez en las escuelas algo muy interesante pero otros no olvidamos la gravedad que causa el ESTADO DE BARBECHO para los jóvenes deportistas navarros.

Ciertamente tener Patrona en el ajedrez es algo que ya nos llega de lejos y con admiración de ajedrecistas imprescindibles de nuestra más reciente historia como Kasparov, y aunque la religión ya no está de moda no me cabe la menor duda que a ustedes les gustará este artículo.



6 comentarios:

Fernando Halim dijo...

El Ajedrez ya tiene a su diosa...Caissa...

Jose Senovilla dijo...

Cierto Fernando, así lo relata Kasparov en su libro...
Mejor para el ajedrez eso de tener diosa y patrona a la vez ;-).
Gracias por el comentario.

Fernando Halim dijo...

Lo de "Patrona" lo limita a una religión determinada. Lo de "Diosa" no.

Jose Senovilla dijo...

Fernando Hallm sin entrar en temas filosóficos o religiosos que nos llevarían a una disputa entretenida pero en un rincón poco adecuado, te puedo decir que cada jugador al final tiene en su libre albedrío lo de elegir y hasta la pata de un conejo puede ser buena para que le ayude en una partida.

Lo mejor es saber que ahí están, tanto Caissa como Santa Teresa, para los que creen y para los que no creen también.

Un abrazo y gracias por seguir comentando.

Fernando Halim dijo...

Estimado, no creo que haya algún jugador de ajedrez que se encomiende a algo sobrenatural para ganar una partida. Creo que todos confían en sus capacidades personales y en que el Ajedrez es un juego de inteligencia y no de suerte. Están convencidos que la suerte no entra en el juego. Lo de Diosa Caissa es solamente un símbolo del Ajedrez. La opinión generalizada que el Ajedrez no es un juego de azar, sino de inteligencia, y que tampoco hay que encomendarse a alguien para ganar, hace que la mayoría de las personas son reticentes a jugarlo y dedicarse a otros pasatiempos. Un abrazo y gracias por la oportunidad de opinar.

Jose Senovilla dijo...

De acuerdo con tus reflexiones Fernando, pero sí que conozco jugadores que a pesar de que ganan por su gran facilidad de cálculo, dependen de su bolígrafo mágico, sin él también ganan por lógica como bien afirmas, pero se sienten incómodos ya que así somos los humanos de supersticiosos.
Y aunque la fecha en la que la Federación Española propuso a Santa Teresa de Jesús como patrona del ajedrez es lejana en el tiempo y también porqué no en las creencias fueron grandes jugadores de la época los que asintieron.
Yo tengo muchas patronas y diosas, y cuando juego en el ajedrez me acuerdo al realizar una mala jugada de Santa Bárbara y no de lo torpe que fui.
Gracias por comentar y aquí tienes tu casa para opinar en todos los artículos que quieras amigo Fernando.