Luisda se impone en el Torneo Padre Knörr en Tudela. Diego es el primer clasificado oberenista y primer veterano.
Tablas
en las dos primeras partidas de la Final del Copa del Mundo, entre Aronian y Ding
En juego, el Torneo de Isla de Man

sábado, 14 de febrero de 2015

Torneo de Invierno: Mikel Ochoa campeón.

El campeón
No pudo ser. Tres oberenistas en cabeza al final de la cuarta ronda. Uno, en solitario, al finalizar la quinta...pero el Torneo se fue a Orvina.
En la última ronda, los emparejamientos críticos se dieron en las dos primeras mesas. Mikel Ochoa (4 puntos) - Alex (4,5) y Apesteguía (3,5) - Otano (4). Una victoria de Alex le daba el Torneo. Unas tablas le ponía por delante de su adversario directo y a la espera del resultado de Otano, quien de ganar, empataría con Alex y habría que acudir el desempate. En la inicialmente hipotética victoria de Mikel Ochoa, una victoria de Otano también hubiera precisado el desempate. Las mesas de la 3 a la 5 también podrían haber tenido su interés de cara al podium, pero, en realidad, eran irrelevantes de cara al triunfo final.
La partida decisiva
La cosa pareció quedar pronto reducida a la primera mesa, ya que Otano se dejó un caballo sin casillas de escape en h6. Cosas de la India de Rey, Apesteguía devolvió algo de material, pero la expuesta posición del rey negro y la coordinación de las piezas blancas, le dió la victoria. Así que el resultado final dependía enteramente de la primera mesa.
Para entonces, claro, Ochoa y Alex ya habían definido su partida. La elección del negro pareció un tanto extraña. Con Ochoa necesitado de la victoria, defenderse de una Maroczy supone embarcarse en una larga partida en la que el blanco siempre va a tener una ligera, pero persistente iniciativa; que es lo que sucedió en la partida. Alex se defendió bien, pero terminó  cometiendo alguna imprecisión, fruto de su juventud, sin duda. Cuando los dos relojes circulaban ya sin dobles dígitos, Alex cometió un desliz táctico que Ochoa no perdonó y obtuvo no sólo la victoria sino el triunfo en el Torneo. Este Torneo de Invierno parece destinado a escapársenos por los pelos. El año pasado Cesar se lo jugó en la última ronda con Adrian Aldave, pero las tablas entre ambos dieron el torneo al de San Juan.
Alex se paseó por la sala más de lo habitual. La tensión debía de ir por dentro.
Ochoa ha realizado un magnífico torneo con dos tablas, unas contra el inicialmente favorito, Mindeguía, y otras, con negras, con Zaratiegui.
Alex ha completado un Torneo estupendo y aunque cabe imaginar su decepción tras haber tenido tan cerca el triunfo, obtiene el subcampeonato (que puede saber a poco, pero quién se lo hubiera dicho antes de empezar) y suma más de 80 puntos Elo (lo que sumados, a su vez, a los 90 en el CECLUBsub16, supone 170 en apenas dos meses).
La Sala
El tercer puesto, completando el podium, es para Apesteguía, quien, a lo largo del Torneo, sólo perdió con el vencedor e hizo tablas con Alex.
Justo fuera del podium, en el cuarto puesto, Alejandro, quien desplegó en la última ronda su mejor juego con Nerea Rosa, y terminó con 4,5 puntos y una subida de más de 50 puntos, y Cesar, quinto, quien venció a Abaurrea en la última partida en terminar del Torneo, en la que pareció obtener una temprana ventaja, pero en la que luego contemporizó. Abaurrea se defendió con todo lo que pudo y más (literalmente, si tenemos ocasión, volveremos sobre ello), pero terminó sucumbiendo en el final cuando ambos ya estaban escasos de tiempo. 

Esta vez Rafi no ganó el premio de sombreros
Victorias oberenistas en la última ronda para Angel, Leyre, Iker e Inés.
Los resultado completos de la última ronda están en este enlace.
La clasificación final la podéis encontrar aquí.
Post-scriptum: En la web del equipo del campeón (Orvina), lo han visto así.

2 comentarios:

Miguel Angel Pascual dijo...

Es una faena que se le escape el torneo en el último instante, pero Alex ha hecho un magnífico torneo y ver a un cachorro ahí arriba ha sido una alegría para la familia oberenista. ¡felicidades para Alejandro también!

Jose Senovilla dijo...

La Plata siempre tiene ese sabor agridulce que sin duda te carcome con lo que pudo ser y no fue. Pero hay que valorar todas las partidas y ha realizado un Torneo sensacional que le dará esa experiencia necesaria para acabar siendo un campeón.
Felicidades para Alex y todos los demás oberenistas que han estado también ahí, en la pomada con partidas brillantes como nos las cuenta Cesar.
Un abrazo