Luisda se impone en el Torneo Padre Knörr en Tudela. Diego es el primer clasificado oberenista y primer veterano.
Tablas
en las dos primeras partidas de la Final del Copa del Mundo, entre Aronian y Ding
En juego, el Torneo de Isla de Man

viernes, 24 de febrero de 2017

Grand Prix, Mundial Femenino y Fide

Aprovechando que ayer fue la jornada de descanso del primer Torneo del año del Fide Grand Prix, que se está disputando en Sharjah, una breve reseña del mismo.
Lo más destacable es que se ha incrementado el número de jugadores que ha sido invitados a jugar el Grand Prix, entre los que se incluye Paco Vallejo, dado que uno de los torneos del Grand Prix se disputará en Mallorca y los organizadores tienen ese privilegio.
El incremento del número de jugadores sobre el formato tradicional, hace que este año se disputen por sistema suizo en lugar de round-robin. Una cierta peculiaridad, porque no hay que olvidar que el Grand Prix, en su conjunto, clasifica para el Candidatos. O sea, que estamos hablando de algo serio. Tan serio, como que, supongo que por eso de no descolgarse, el porcentaje de partidas que están finalizando en tablas resulta elevadísmo. No se si la Fide contaba con eso cuando diseño este nuevo sistema de juego. O me temo que no, o, en el fondo, a la Fide le importa un pimiento. Las partidas se pueden seguir en este enlace.
Casi simultáneamente, se está celebrando en Teherán el Campeonato del Mundo Femenino (ver enlace). El anuncio de su disputa en ese enclave levantó una cierta polvareda por la obligación de las participantes de utilizar el hiyab. Discutir este tema nos llevaría mucho más que el espacio que solemos dedicar a las entradas de este blog. Pero la cuestión ha vuelto a saltar a los medios con toda su crudeza porque la federación iraní ha impuesto severas sanciones a dos de sus jugadores porque, durante la disputa del Tradewise Gibraltar, una jugadora iraní no vistió el hiyab y a otro jugador, por haberse enfrentado a un jugador israelí. En fin, una cosa es el respeto a la diversidad cultural de los países y otra es la promoción de una federación que parece tener un más que limitado respeto por los derechos de sus afiliados. Claro que, todo esto a la Fide le debe de dar bastante igual. Al fin y al cabo, el propio ciclo del Mundial Femenino es un total dislate. Y mientras se están jugando las Semifinales, la vigente campeona está jugando el Grand Prix en Sharjah, cansada de que le tomen el pelo (con o sin hiyab).
Fide en estado puro.

No hay comentarios: