Luisda se impone en el Torneo Padre Knörr en Tudela. Diego es el primer clasificado oberenista y primer veterano.
Tablas
en las dos primeras partidas de la Final del Copa del Mundo, entre Aronian y Ding
En juego, el Torneo de Isla de Man

martes, 21 de enero de 2014

Torneo de Invierno Rd2

Desde la mesa del árbitro
La segunda ronda transcurrió sin demasiadas sorpresas, al menos en las mesas de los que marchaban en el grupo de cabeza. Tan vez, sólo las tablas de Cesar en la primera mesa; aunque Rubén Marín no era un adversario fácil y menos con blancas. De manera que, entre los oberenistas que marchaban en el grupo de cabeza, tuvimos de todo, tanto la victoria de Angel (que "bajó" a buscar un adversario con medio punto), las antedichas tablas y la derrota de Marina ante Gregorio que, por previsible, no dejó de ser luchada (como no podía ser de otra manera). Por diversidad de resultados que no quede e Ibai que se había incorporado al grupo de cabeza, gracias a un bye en la primera ronda, perdió su partida por incomparecencia: ¡eso es variación de resultados sin haber realizado ningún movimiento en dos rondas!
Por "abajo" derrotas previsibles de nuestros jugadores antes rivales teóricmente superiores. Lo más interesante estuvo en la zona "media", donde Joaquín y Alejandro G. se impusieron en sendas partidas de brillante ataque ante Alejandro M. e Iker. Interesante fue también la partida entre Marcos e Isidro. En el inicio de la partida, Marcos pareció tener sus opciones, pero Isidro neutralizó su iniciativa y pareció decantar la partida de su lado, pero el chavalín consiguió unas meritorias tablas. Todo muy interesante.
El "contexto" de la ronda vino marcada por dos hechos muy diferentes. Esta vez no hubo tanto espacio y las posibilidades de disputar un ping-pong-chess fueron muy limitadas. Tres tableros por mesa siguen siendo espacio más que suficiente, pero lejos del lujo de la primera ronda.
Por otra parte, la ronda vió la "resurrección" de las quinielas de Mikel Ochoa en el sitio de Orvina. El pronosticador, con buen tino, evitó pronunciarse sobre su propia partida, lo que, en el pasado, le causó un cierto desasosiego. Eso no evitó un resultado adverso para él, pero tuvo más que ver con el juego sobre el tablero, que con los juegos del destino. En el conjunto de los resultados, sobre los 15 disputados, acertó en 10, lo que no está mal, pero, de momento, se queda sin premio ;-)

No hay comentarios: