Roi Reinaldo se hace con el IX Torneo Internacional Vitoria-Gasteiz

lunes, 12 de enero de 2015

El Ajedrez Grotesco

Hoy toca hablar del famoso Ajedrez Grotesco y es que es un adjetivo que califica con gran dignidad a los problemas en los que se parten de posiciones dudosas o casi imposibles de que sucedan en una partida real, aunque a veces pasan como en el jaque continuo del que aquí ya hablamos una vez. 

Lo fundamental de este ajedrez grotesco es su toque de humor, tanto influye el humor en estos ejercicios que existen varias formas de presentar los problemas, en los cuales o te ríes y disfrutas o si no es así, mejor que no intentes resolverlos.

Para mí el más famoso en estas lindes de problemas largos y complicados es Ottó Bláthy que juega con la fantasía y el humor de una forma genuina y maravillosa, casi como hicimos nosotros con la apertura con dos peones.


Otto Blathy era un ingeniero eléctrico de origen húngaro, un fuera de serie en eso de la energía eléctrica y gran inventor que todos recuerdan por su coparticipación en la invención del transformador de corriente alterna.

Pero tenía una gran afición por el ajedrez y en nuestro mundillo del chess todos le recuerdan por sus problemas de ajedrez, sí, problemas de ajedrez "largos", muy largos, tan largos que es muy posible que aún mantenga el récord en el mundo mundial por uno de sus problemas en el que el mate de las blancas se da en 292 jugadas.


Interesante verdad, pues en este siguiente ejemplo que les pongo de problema de ajedrez grotesco, las blancas dan jaque mate, intenten resolverlo antes de ver las soluciones si pinchan en la imagen. 



También es muy famoso en el ajedrez grotesco y humorístico Tigran Gorgiev que muchos problemas de los que publicó requerían hasta más de 100 movimientos para llegar a la solución, les dejo también uno de ellos para que intenten resolverlo, las blancas juegan y deben de hacer tablas.



Y como colofón les dejo con Paul Lamford que nos deja con humor grotesco este problema en el que las blancas han de ganar la partida, aunque parezca imposible.

Y nos despedimos con un poco de humor como siempre:

¿Cómo se llama el perro que ganó el último torneo de ajedrez entre animales?

Cam-peón

No hay comentarios: