Luisda se impone en el Torneo Padre Knörr en Tudela. Diego es el primer clasificado oberenista y primer veterano.
Tablas
en las tres primeras partidas de la Final del Copa del Mundo, entre Aronian y Ding. Mañana, la cuarta, última a ritmo clásico.
En juego, el Torneo de Isla de Man

miércoles, 23 de abril de 2014

Una imagen...

© tarjei j svensen
Dicen que una imagen vale más que mil palabras. En estos días se está celebrando el Memorial Gashimov (del que ofrecemos un enlace en la columna de la derecha del blog, en el Sección Sigue tus torneos favoritos). Un impresionante supertorneo, en el que una vez más, el noruego Magnus Carlsen, vigente campeón del mundo, ha empezado como un tiro, con dos victorias con blancas (tras lo cual ha conseguido el máximo virtual histórico de 2889), y a punto ha estado de redondear un más que brillante comienzo en la tercera ronda en su partida (con negras) con Karjakin, en la que ha mostrado un perfil un poco más humano.
Sobre su depurada técnica no vamos a añadir nada que no se haya escrito ya. A mí me ha llamado la atención esta imagen de su partida en la segunda ronda contra Nakamura, a quien venció de manera incontestable. Y es que Carlsen no parece estar jugando contra uno de los pocos jugadores que parece estar en la situación de contestarle su cetro, en un torneo cuya media Elo es de 2780, sino en el salón de su casa analizando, cómodamente, una posición. Esta aparente situación de comodidad casi me llama más la atención que su ya más que reconocido nivel técnico y competitivo.
Post-scriptum: Lo que son las cosas. Hoy, se ha debido de encontrar considerablemente menos cómodo, a pesar de jugar su habitual Defensa Berlinesa, y ha sucumbido frente a Fabiano Caruana. El también había sido el último en derrotarle, hace 31 partidas, en Junio 2013.
PS2: Y, tras su segunda derrota consecutiva, lo que no ocurría desde hace casi cuatro años (Bilbao 2010). Hoy (25/5), ronda de descanso. Menos mal.

No hay comentarios: