Roi Reinaldo se hace con el IX Torneo Internacional Vitoria-Gasteiz

lunes, 17 de febrero de 2014

Torneo de Invierno: Adrián Aldave

Adrián, campeón del Torneo. ¿Estaba Jesús más contento que él mismo?

Adrián Aldave (San Juan) se proclamó vencedor del Torneo de Invierno al hacer tablas en su partida con Cesar correspondiente a la última ronda. El segundo puesto, cosas de los desempates, esos arcanos a veces tan difíciles de descrifrar (para alguien que no sea árbitro, claro) fue para Rafi (Nuevo Casino), mientras que el podium lo completó el propio Cesar. En el mismo grupo de puntos también estuvieron José Zaratiegui (quien siempre termina estos Torneos en posiciones destacadas) y Alejandro, vencedor del runero Rubén Marín.
¡No! Que se lo había ganado con creces.
La última ronda tuvo toda la tensión que se supone al desenlace de un Torneo de estas características. Por supuesto, la máxima atención estaba en el primer tablero donde Adrián, vencedor a la postre, y Cesar se jugaban el triunfo final. El de San Juan optaba a él tanto con una victoria como con unas tablas, mientras que Cesar necesitaba la victoria. Quizás por esto, el oberenista planteó una defensa irregular, en busca de posiciones desequilibradas y rehuir los caminos más trillados. Suena bien, pero no son los esquemas que normalmente juega, lo que le llevó a consumir más tiempo del habitual (¡lo que ya es decir!). Esto, con este ritmo de juego, no es una buena estrategia (aprovecho para comentar que el ritmo de este Torneo, 60' + 30", jugado de forma experimental en estos lares, queda un tanto a medio camino entre las "lentas" convencionales y el ajedrez activo. No cabe duda de que es "conveniente" [si las partidas comienzan a las 18:30 y se juega a ritmo lento se corre el riesgo de que te cierren el local de juego], pero hay que asumir que la calidad de las partidas se va a resentir. Como siempre, habrá gente a la que le guste más que a otra). El caso es que el blanco quedó mejor en la apertura, aunque sin que se viera una continuación decisiva. Poco a poco el negro fue ganando espacio y aprovechó algunos detalles tácticos derivados de la posición del rey blanco que había quedado en el centro...pero ya no había tiempo en el reloj para demasiadas florituras y el nuestro no acertó con la precisa con 7 segundos en el reloj.
Rafi atento al primer tablero
Adrián defendió su posición con soltura y ofreció las tablas que le garantizaban el Torneo, tras haber liquidado unas cuantas piezas, en una posición que se puede discutir si está igualada o en la que el blanco tiene ligera ventaja. En cualquier caso, las posibilidades de las negras ya habían vivido su mejor momento y Cesar no vió la necesidad de prolongar la agonía, convirtiendo a Adrián en justo vencedor de este Torneo. El chaval, además de parecer un tipo simpático, se ha anotado en el último año una subida cercana a los 200 puntos Elo. Así que queden los jugadores de la foralidad avisados.
La segunda mesa en juego
Los siguientes tres tableros también tuvieron presencia oberenista, aunque el resultado no fue tan feliz como en la ronda anterior (era difícil, hay que confesarlo). Marina perdió una partida ante Rafi, un rival siempre difícil, que parecía tener bien encaminada y en la que, contrariamente a su costumbre, se mostró menos sólida de lo habitual. En el tercero, Angel sucumbió ante el siempre eficaz Zaratiegui; mientras que, en el cuarto, Alejandro tuvo a bien protagonizar junto con Rubén Marín la última partida en finalizar del Torneo. La partida parecía encaminarse a unas tablas, no sin que antes una Siciliana se hubiera convertido en una Francesa y otras cuestiones milagrosas, cuando, en apuro de tiempo (Rubén le podría discutir a Cesar la supremacía en este aspecto), el de Runa se dejó fruta en una celada que parecía intrascendente y el nuestro remató, casi diría que ante el relajo de la audiencia, que veía como la partida no se terminaba de resolver. Ya se sabe que eso de llegar a una partida y ver cómo se gana está innegablemente asociado al aficionado/no jugador. Cuando se está dentro, las cosas son incuestionablemente más complicadas.
Última partida en finalizar
En el resto de tableros, hubo resultados para todos los gustos. Gregorio se tomó cumplida revancha del resultado de la ronda anterior. Un par de incomparecencias (una de ellas de Joaquín por infortunios de la vida). Victoria de Iker, en un interminable final, ante Isidro y de Alejandro M ante Marcos. Y tablitas en las partidas de José Antonio y en el enfrentamiento entre Jorge e Ibai.
Iker sorteando la tensión
En resumen, un Torneo interesante que creo que ocupa un espacio mientras que algunos jugadores andan disputando la Liga Vasca y otros  esperando la Fase Final del Absoluto y que sigue siendo una buena fuente de variaciones de rating y de consecución de bloques Elo.
En este sentido, Alejandro y Angel se apuntan subidas de más de veinte puntos y, si no estoy equivocado, supone la salida a las listas de Marcos y el primer bloque de José Antonio. Los resultados completos están en este enlace.
Adrián tuvo un plácido arbitraje

No hay comentarios: