Roi Reinaldo se hace con el IX Torneo Internacional Vitoria-Gasteiz

lunes, 21 de octubre de 2013

Buena segunda ronda en Preferente

Tras el buen, aunque incompleto, resultado de la primera ronda ante Mikel Gurea, la segunda ronda nos traía a Santa Ana, contra quienes cerramos el Campeonato el año pasado. La expectativa era ganar y despegar un poco en la clasificación, sobre todo teniendo en cuenta que en la tercera y la cuarta ronda nos esperan Orvina y San Juan, respectivemente.
La incertidumbre, el equipo que nos pudieran sacar. Ya comenté que las alineaciones de la primera ronda habían sido muy distintas de lo que cabría derivar de los órdenes de fuerza de los diferentes equipos. El caso es que los tudelanos se presentaron con un equipo mezcla de vetaranía y juventud: ni más ni menos que 3(!) sub16.  En realidad, 1 sub16 (Alejandro Bernal) y dos sub12 (Daniel Roldán y Ainhoa Ortín): eso es trabajar para el futuro. Aunque estos chicos ya son presente.
Dani-Patxi Sesma. Las partidas contra Patxi nunca son fáciles. De hecho, creo recordar que el año pasado entablaron en la última ronda. En la apertura, Dani parece tener más espacio, pero una maniobra dudosa en el flanco de dama, parece terminar con ventaja para el negro, con un peon pasado que daba bastante miedito. Me perdí un rato de la partida y cuando volví, Dani había neutralizado la amenaza, el peon caía y se impuso con técnica.
Moisés Laguardia-Txemi. Moisés juega una de esas cosas del gusto de Yaben...y parece que Txemi no se lo sabe y omite un jaque intermedio. Txemi salva los muebles con clase (casi todos estábamos horrorizados con su posición, pero él parecía de lo más tranquilo), si bien a costa de mucho tiempo. Pero se las arregla para consolidar e imponerse.
Aurelio-David Garrido. El blanco parece conducir la apertura con ventaja de espacio, pero luego la cosa se complica. De hecho, parece que el negro tiene algo más, pero o porque no ejecuta con corrección o porque Aurelio lo juega bien, el caso es que, no sin antes pelearse durante casi cuatro horas, firman las tablas.
Alejandro Bernal-Yaben. La partida parece ponerse bien para el negro cuando, en una eslava, termina comiéndose el peon de c4 y luego, algo más, pero Bernal juega muy activo y Yaben sufre. Sin embargo, al final, con un poco de fortuna, Yaben se impone.
Cesar-Iván Arriazu. El blanco consigue un ataque cuasi irresistible con algo de ayuda del negro. Aunque Cesar omite la más precisa en algún momento, termina imponiéndose cuando Iván pensaba que lo peor ya había pasado.
Carlos Soler-Mariano. Mariano parece salir bien de la Sokolsky que le plantea su adversario y cuando mejor pintaba la cosa, se dejó un chiste táctico que le cuesta la partida. Una lástima.
Mikel-Daniel Roldán. Mikel se las veía con un Daniel que no hace sino mejorar su juego día a día. El caso es que le jugó una de esas aperturas aparentemente tranquilas que creo que motivó que el negro se confiara un poco. El caso es que Mikel abre el juego cuando el rey negro está aún sin enrocar y con unos típicos jaques cruzados termina ganando una pieza. El chavalillo intenta resitir, pero la situación no tiene defensa posible.
Ainhoa Ortín-Andrés. No pude ver mucho del desarrollo inicial de la partida, pero la cosa parecía más o menos igualada. Algo se debió torcer cuando se liquidó todo el material y Ainhoa tenía ventaja de peones en ambos flancos, con lo que se impuso con precisión.
En resumen y aunque en alguna partida podíamos haber sacado algo más, buen resultado, por encima de la esperanza matemática del encuentro (lo que es mucho teniendo en cuanta que los chavales de Santa Ana tienen un Elo por debajo de su juego). Creo que 9 puntos tras la segunda ronda es más de la previsión inicial. So far, so good.
En el resto de la jornada, resultados dentro de lo esperable; aunque cabe destacar el contundente resultado de Orvina ante Arrano (8-0). Que los de Orvina eran superiores era indiscutible, pero enlazar todas las victorias siempre es difícil. Con este resultado, se ponen en cabeza de la clasificación provisional y presentan sus credenciales al triunfo final. Es verdad que, hasta el momento, no han sido muy exigidos, pero su alineación de este pasado fin de semana ya ha sido mucho más reconocible y, si son constantes, estarán ahí hasta el final. El reverso oscuro, para Arrano, de los que ya comentábamos que lo van a tener más que difícil. Si el 8-0 ya es contundente en sí mismo, parece que no alinearon los 8 tableros, así que, probablemente, verán reducida su puntuación.
Mikel Gurea obtuvo  un valioso triunfo ante Nuevo Casino (6,5-1,5), lo que es un buen resultado; pero, el equipo tuvo que volver a acudir a jugadores del Primera. Mientras está fuera de discusión la calidad de estos jugadores, habrá que ver si esto es suficiente cuando tengan que afrontar rondas decisivas contra San Juan u Orvina.
Victoria también de San Juan ante Runa (5,5-2,5). El resultado es bueno para los piscineros, pero no se sabe si lo suficientemente bueno como para aspirar a revalidar el triunfo final. Todo parece indicar que este año la resolución del Torneo será ajustada. El resultado es objetivmente bueno para los de Runa, porque, pese a sumar sólo 5 puntos tras dos rondas, sus enfrentamientos han sido contra dos de los gallitos. Meritorias victorias de Barri (2 de 2!) y, sobre todo, de Iñaki.
En un Torneo a 7 rondas, todas son decisivas, pero la próxima va a tener varios enfrentamientos importantes: Orvina-Oberena va a medir las aspiraciones reales de los primeros al triunfo final y, al mismo tiempo, si nosotros sólo aspiramos a no tener complicaciones o a algo más. Por otra parte, también será interesante el cruce entre Nuevo Casino y Runa, en lo que, en principio, debe de servir para ayudar a decantar el quinto puesto, en una contienda en la que los de Auzoenea han tomado una ligera ventaja.

No hay comentarios: