martes, 16 de julio de 2013

El Elo relámpago de Jorge

Como los lectores de este blog ya sabrán, al Elo Fide convencional se le ha sumado, desde hace algún tiempo, los Elo Fide de partidas rápidas y relámpago. La medida tiene sus defensores. Al fin y al cabo, aunque la fuerza de todos los jugadores disminuye de manera absoluta, con la presión de tiempo (no creo que nadie sea mejor en ajedrez rápido que él mismo en condiciones normales; de hecho, hay algún estudio por ahí que cifra el descenso en 100-200 puntos de Elo), lo cierto es que ésta de no se produce en todso los jugadores por igual. Esto hace que algunos, más intuitivos o de cálculo más rápido, mejoren relativamente  con respecto al resto de los jugadores y, particularmente, frente a  aquellos que son muy meticulosos en sus cálculos o tienden a entretenerse en consideraciones marginales. Claro que hay otros que no dejan de pensar que tiene más que ver con ese afán recaudatorio de la Fide (que, a veces, parece no tener límites) que con cualquier otra cosa: contabilizar las variaciones de más tipos de Elo significa que, por cada informe, la Fide cobra sus correspondientes tasas. De hecho, inicialmente, la Fide anunció que las tasas no se cobrarían durante el primer año (lo que, de alguna manera, refuerza la idea de que su idea era "crear mercado" y luego explotarlo). En este contexto, la Feda se negó, incialmente a tramitar los informes, pero, entre cierta presión de los jugadores (¿quién no quiere tener más numericos?) y que la Fide extendió el periodo de gracia, los ratings de rápidas se van extendiendo.
Para aquellos que ya disponen de su rating Elo clásico, éste es el punto de partida, cuando juegan un torneo de rápidas o relámpago, a partir del cual varía en función de sus resultados, con la particularidad de que el factor K es de 20 en todos los casos (y no 10, 15 ó 30, dependiendo de los casos, como sucede en las partidas clásicas), como ya hacíamos referencia en una entrada reciente.
¿Y los que no tienen Elo clásico? Pues yo entendía que funcionaba igual que éste: si conseguías puntuar frente a algún elado (por simplificar) en un torneo de rápidas o relámpago, obtenías un bloque de este tipo de Elo.
El caso es que uno de nuestros txikioberenistas, Jorge, hizo un estupendo Campeonato Navarro de Ajedrez Relámpago (ver aquí). Pero cuando se publicó el Elo Fide del mes de Julio (con los problemas que ya comentamos), el caso es que aparecía el resultado de Jorge, pero sin que diera lugar a un bloque. ¿Por qué? Pues no se sabía. Así que animado porque desde Elista se habían dignado a contestar a la sugerencia de incluir en la calculadora de Elo el factor K de 20, les pregunté cuál era el criterio para contabilizar, o no, bloques de Elo de ajedrez rápido o relámpago.
...Y la contestación ha sido que, si a Jorge no le había incluido el bloque, era debido a un simple error. Así que, ya sabemos, la obtención de bloques Elo en ajedrez rápido y relámpago funciona como el de las partidas convencionales. Y, además, Jorge goza de un bloque, en ajedrez relámpago, de 6 partidas de ¡1706! Tres partidas evaluadas más y tendrá Elo de ajedrez relámpago.
He añadido esta información en la pestaña Elo que aparece en la parte superior izquierda de esta página, que se había actualizado a primeros de este mes.

1 comentario:

Jose Senovilla dijo...

Gracias Cesar por tu empeño constante en que la calculadora funcionase con todas las variables que dice el reglamento.

Un abrazo